Consejos para conseguir controlar la ira en el trabajo.

La ira es un sentimiento que podemos desatar en cualquier momento por diversas razones. Jefes controladores o autoritarios, compañeros insoportables, interrupciones continúas, etc. Estas son solo algunas de las causas que pueden producirnos ira, por eso queremos ayudarte a conseguir contralar la ira en el trabajo.
La ira es una respuesta natural ante una variedad de situaciones desagradables. Si aprendemos a canalizarla puede ser favorable, pero si perdemos el control nos afecta negativamente. Hay que encontrar el modo de tranquilizarse.

jefe-enojado

Es importante ser consciente de la emoción y aceptarla. A partir de ahí hay que buscar tranquilizarse, con respiraciones o tomándonos un descanso de 5 minutos, etc.

También es importante expresar como nos sentimos y si algo nos molesta aprender a decirlo con calma y serenidad.

Aquí te damos sencillos consejos para conseguir controlar la ira en el trabajo:

  1. iraConoce la raíz del problema: como ya hemos apuntado es importante conocer el sentimiento, aceptar que lo estamos viviendo y aprender a controlarlo. Pero para conseguirlo necesitamos conocer y analizar que lo provoca y después actuar.Es importante expresar que te sucede de una manera calmada, pero no te guardes todo para ti. Si sientes ira con demasiada frecuencia a lo mejor el problema no está en el trabajo si no en tu vida personal. Quizás no estés pasando por un buen momento y todo te irrita más de lo normal.Para encontrar soluciones hay que averiguar cuál es el problema.
  2. Evita el estrés: la ira es una emoción que suele estar acompañado de estrés. Y cuando estamos estresados es mucho más fácil estar irritados y que cualquier situación nos moleste.Para evitar el estrés no hay que centrar toda nuestra vida en el trabajo, conseguir sacar tiempo para nosotros realizando alguna actividad física, comer y dormir bien, etc.
  3. Solo tú puedes contralar la ira: de nada sirve buscar la responsabilidad en otros, como el jefe o compañeros. Sin embargo, si sirve aprender a aceptarla y controlarla y eso solo depende de nosotros.En el trabajo surgirán multitud de situaciones que te pueden generar ira, pero somos capacidad de canalizar la rabia y encontrar la solución al problema la situación mejorará.  Esperamos que estos consejos te ayuden a conseguir controlar la ira en el trabajo.